¿Qué se hace en un estudio de Feng Shui y por qué?

Un estudio de Feng Shui ayuda a conectar con la tierra, a sintonizar con la naturaleza y a abrir los sentidos. Trata de que le energía fluya correctamente por el espacio y ésto intensifica la sensación de bienestar.

El trabajo de Feng Shui busca en los espacios, posibles lugares donde la naturaleza ha puesto agua, fallas, etc, para ubicar las zonas saludables.

El trabajo CONSTA DE:

          -  Visita al lugar para el estudio del entorno exterior y/o interior (ubicación, orientación, etc)

          -  Estudio de radiestesia con varillas para detectar posibles corrientes de agua, redes naturales, fallas, etc.

          -  Medición de radiaciones ambientales (campos electromagnéticos, wifi, antenas de telefonía móviles, ...)

          -  Estudio del plano de la construcción y/o de la parcela.

          -  Cómo la forma del plano puede afectar al movimiento energético del lugar y con esto a sus habitantes.

          -  Observación de la cualidad energética yin-yang, alineaciones, estancamientos,...

          -  Las orientaciones.

El OBJETIVO es buscar el equilibrio del espacio, teniendo en cuenta:

          -  Los elementos.

          -  Las orientaciones.

          -  Las áreas.

Para activar las diferentes áreas se usan elementos que sintonicen con la naturaleza y que hagan vibrar el entorno y al ser humano a través de los sentidos. Con esto no se trata de hacer magia, ni decoración, ni psicología, si no de usar un lenguaje práctico, pero sutil, que produzca bienestar y armonía.

Para ello se recomienda usar plantas , sonidos, colores, aromas, obras de arte, flores, fotos, cuadros...

  • Cuadros:  Y el arte en Feng Shui... Baile de elementos, reflejo de direcciones. Naturaleza y color. Áreas y sensaciones. Estos cuadros son una elección personal para ilustrar cómo con el arte hay posibilidad de llevar al espacio las sensaciones que evocan elementos de la naturaleza, estaciones... Combinando colores, formas e imágenes, y dando vida a las direcciones y a sus áreas (Kuas). 

  • Plantas:   Con ellas se consigue una mayor oxigenación del lugar. Esto despeja la mente y actúa sobre la salud.

  • Sonidos:  A través de la vibración llegan al espacio, al oído y al ser, y relajan, activan, acunan, alertan...

  • Aromas:  ¿Es lo mismo un buen olor que un mal olor?

  • Colores:  Con ellos se viste el espacio y penetran en el ser causando diferentes sensaciones.

Todos los elementos se hacen en colaboración con el cliente respetando sus gustos, pero siempre recreándose en los detalles y con una lógica.

QUIERO UN ESTUDIO FENG SHUI PERSONALIZADO

¡Bien! Mensaje recibido. Gracias.