PROTEGERSE DE LAS RADIACIONES

Vamos a comentar un poquito sobre un problema cada vez mayor que nos rodea en el día a día y que según muchos y diferentes estudios y opiniones científicas va dañando peligrosamente la salud.

Según comentaba Ceferino Maeztu en Diario de Navarra, la OMS tiene un organismo llamado IARC (International Agency for research on Cancer) que reconoce el efecto cancerígeno de los campos electromagnéticos.

Cada vez hay más información sobre el hecho de que tener unos cuantos aparatos eléctricos en el dormitorio, podría causarnos alteraciones del sueño, entre otros problemas: la exposición a las antenas que rodean nuestro domicilio, el wifi, los teléfonos móviles, sistemas de alarma, cámaras y aparatos inalámbricos, radiodespertadores, fuentes de alimentación, transformadores, etc…

Las radiaciones u ondas atraviesan las paredes desde el exterior. Otras ya se encuentran dentro. Es el momento de pensar; si pueden atravesar paredes ¿qué pueden hacer en el cuerpo humano?

Con un medidor se puede comprobar si el impacto de las ondas entra en la vivienda o local.

Hay en el mercado algunos productos que pueden ayudar a minimizar esos efectos; desde telas, pinturas, cortinas, vinilos, cristales...

Para el móvil se pueden tomar algunas precauciones en el a día como usar auriculares de aire, poner un fieltro apantallante autoadhesivo, confeccionar con tela apantallante una funda, etc..

El cable apantallante sería otra últil y fácil solución para nuevas instalaciones eléctricas.

El tema da para mucho, otro día continuaremos.

Antena acechándonos.

Aquí terminamos esta pequeña introducción al mundo de la protección electromagnética.


Entradas destacadas
Entradas recientes